Los idiomas tienen cada vez más peso en las decisiones de los padres a la hora de buscar colegio para los hijos. Pero no solo afecta a los colegios. Cada vez hay más padres que, a la hora de buscar una guardería infantil en Valdemoro, se preguntan por el estudio de los idiomas. Y en nuestro centro ofrecemos esa posibilidad para los niños.

Está comprobado que los bebés pueden distinguir sonidos de diferentes lenguas desde los 7 u 8 meses. Es decir, no los mezclan en la cabeza. De hecho, con esas edades los niños empiezan a pronunciar palabras sueltas, por lo que son capaces de distinguirlas perfectamente en la conversación.

La mejor manera para iniciar a un niño de dos o tres años en el idioma que sea es exponerlo a un entorno natural, enseñarle a repetir palabras en primer lugar y, después, frases cortas. Parece que no es mucho pero ellos mismos, si son expuestos de forma continuada al idioma, serán capaces de crear frases nuevas que sean correctas gramaticalmente.

Y, a diferencia de un adulto, un niño no piensa si esas oraciones son afirmativas, negativas o si tiene que poner una terminación determinada en un tiempo verbal. Lo hacen porque, según muchos investigadores, cuentan con un factor biológico innato que le ayuda a entender los principios de todas las lenguas.

Desde luego, si quieres que tu hijo aprenda en la infancia otra lengua, lo mejor es hacerlo de forma natural. Al principio no dirá mucho o solo frases sueltas, pero terminará soltándose y hablando con normalidad. Y en ese proceso nuestra guardería infantil en Valdemoro puede ayudarte.

En la Escuela Infantil Trastitos podemos asegurarnos de que los más pequeños dan unos primeros pasos correctos en otro idioma.